7 febrero, 2015 Fran Rodriguez no responses

Penalización en Google como revocarla

Las penalizaciones del google es lo peor que se puede encontrar un agente SEO.

Sin saber como ni porque , derependo intentas buscar tu web en google por las palabras clave que venias utilizando y ya no aparece tu web y te preguntas ¿Te ha penalizado Google?

 

Antes de culpar a nadie y que empieces a pensar en campañas SEM, ten paciencia. En este post vamos a mostrar las claves para averiguar si tu  web ha sido penalizada , y de ser así, vamos a ver paso a paso como recuperar el posicionamien de tu web.

 

Lo más importante ¿Está realmente tu web penalización?

El primer síntoma es la perdida de visitas , herramientas como  Google Analytics sin una buena ayuda. Pero realmente una perdida de visitas no implica que hayas sido penalizado. Es habitual que, debido a la acción de tus comperidores,cambios en la tendencia de busquedas… que tu posicionamiento fluctúe,  o incluso puedes configurar mal el archivo robots.txt.

Lo primero es saber si estás o no penalizado por Google descartando otras posibilidades. Únicamente podrás asegurarte de esto descartando todas las demás posibilidades

¿Cómo saber si mi web tiene una penalización?

  • Se reduce el tráfico orgánico procedente de Google.
  • Perdida de visibilidad para algunas o todas las palabras clave
  • Algunas páginas desaparecen de los resultados de búsqueda
  • El dominio deja de aparecer al buscarlo por su nombre
  • El dominio se ya no está indexado en el  buscador

Estos síntomas no aparecen por casualidad. Habitualmente, Google impone sanciona los siguientes conceptos:

  • Crear enlaces artificiales para potenciar los rankings
  • Recargar las páginas de palabras clave para aumentar la relevancia
  • Copiar contenidos de otras páginas
  • Llenar el pie de página de enlaces sin relación
  • Hacer intercambios excesivos de enlaces
  • Comprar o vender enlaces
  • Emplear textos ocultos
  • Mostrar un contenido al buscador y otro diferente al usuario

Haz memoria. Si percibes síntomas sospechosos y has hecho algo en contra de las directrices de calidad de Google (o has pagado a alguien que puede haberlo hecho) es probable que te hayan penalizado.

Tipos de penalizaciones

Google tiene nos tipos de penalizaciones:

  • Penalizaciones manuales – Se inician por dos razones, o bien tu sitio ha disparado una señal de alarma, o alguien ha enviado un informe de spam. Tras esto un miembro del buscador revisa tu sitio y, si es pertinenete, aplica una acción manual. Posteriormente recibes una notificación a través de las Herramientas para webmasters del buscador. Es el caso más grave y costoso de recuperar.
  • Penalizaciones algorítmicas – Un algoritmo detecta que tu sitio incumple las directrices del buscador en cierto grado y automáticamente te aplica una sanción, como por ejemplo, un factor de -20 posiciones en el ranking. En este caso no recibes ningún tipo de notificación, pero es más fácil de solucionar.

Es importante que sepas cuál es tu caso, ya que el procedimiento para recuperarse varía. Si Google te ha mandado un mensaje a través de las Herramientas para webmasters no hay duda de que te ha penalizado manualmente. Es algo que también puedes comprobar en la sección Tráfico de búsqueda > Acciones manuales. En otro caso probablemente se trate de un filtro algorítmico.

¿Qué animal te ha golpeado?

Google ha declarado la guerra a los sitios web que van más allá de sus directrices de calidad. Está cansado de que le toquen los factores. Así que ha decidido defenderse, y para luchar, ha formado un ejército de animales capaces de detectar y castigar todo tipo de comportamientos engañosos y manipuladores.

Conozcámoslos:

  • Panda – El más popular, es un algoritmo que afecta a sitios que ofrecen contenido pobre y/o anuncios en exceso. Se lanzó en febrero de 2011 y cuenta con más de una veintena de actualizaciones.
  • Penguin – También conocido como Pingüino, este otro algoritmo afecta a sitios que tratan de manipular los rankings mediante la creación de enlaces artificiales. Desde la primera versión de abril de 2012 se ha actualizado 3 veces.

¿Cómo sabes cuál de estos simpáticos animales te ha golpeado? Si has recibido un mensaje de Google ya lo sabrás, pero si no es así puedes averiguarlo comparando tus datos de tráfico en Analytics con las fechas de despliegue de los algoritmos.

Por ejemplo, si ves que el tráfico de Google comenzó a caer el 25 de mayo probablemente se deba a Penguin, ya que se actualizó el 22 de mayo. (Obviamente deberías haber hecho algo que Penguin detecta.)

Aquí tienes una lista con las fechas exactas de los cambios en el algoritmo de Google y en qué consisten. No tienes más que comparar las fechas. Como alternativa puedes usar una herramienta como el Penalty Checker de Fruition, aunque es menos fiable que una comprobación a mano.

Si te ha golpeado Panda

Esto significa que Google ha detectado problemas en el contenido en tu sitio, y más concretamente, problemas en la baja calidad del contenido. Gracias a un artículo de Mark Nunney sabemos los factores que usa Google para medir la baja calidad de los sitios:

  • Un alto porcentaje de contenido duplicado
  • Una baja cantidad de contenido original en una página o en el sitio
  • Un alto porcentaje (o cantidad) de páginas con poco contenido original
  • Una gran cantidad de anuncios inapropiados (irrelevantes), especialmente en la parte alta de la página
  • El contenido de la página (y el título de la página) no coincide con la consulta de búsqueda para la que se posiciona

Así que para escapar de Panda lo primero que tienes que hacer es librarte de todo esto, y después, hacer todo lo contrario. Así de simple.

Aquí tienes las claves:

  • Elimina el contenido duplicado – Tanto el que está dentro del sitio como fuera de éste. El primer caso puede deberse a un problema técnico, por lo que la solución es relativamente sencilla. En el segundo caso actúa contra los scrapers que copian tu contenido sin permiso y lo publican en otros sitios. Y si has copiado tú el contenido, reescríbelo desde cero o elimínalo.
  • Publica contenido único de alta calidad – No hace falta que sean estudios, informes o análisis, pero sí contenidos que aporten valor al usuario. Publica contenidos que no pueden encontrarse en otra parte y estarás muy cerca de recuperarte de Panda. Un punto de vista personal puede ser suficiente para diferenciarse.
  • Cuida los enlaces salientes – Todo contenido de calidad incluye enlaces a otras fuentes valiosas, bien para ampliar la información proporcionada o bien para respaldar una opinión. Coloca enlaces a otros buenos contenidos y no tengas miedo a que el usuario pueda abandonar tu sitio; en algún momento lo va a hacer, y mejor que sea por recomendación tuya a que se haya cansado de tí. Por otro lado, líbrate de cualquier enlace que apunte a sitios de baja calidad.
  • Reduce la publicidad – Es posible que la publicidad en tu sitio te reporte beneficios, pero no tengas más publicidad que contenido. Es contraproducente. Por otro lado, intenta que esa publicidad esté relacionada con los contenidos que ofreces. Mejorará la experiencia de usuario y será más fácil que alguien haga clic.
  • Evita la sobre optimización del sitio – Orientar tu sitio exclusivamente a los buscadores no es buena idea. Si tus páginas repiten tantas veces tu palabra clave que cuesta leerlas, deberías pensar en reducir el ratio en los textos y en la etiqueta de título. Plantéate el uso de sinónimos y términos relacionados. Tampoco está de más reducir esos enlaces internos que contienen tus palabras clave exactas.

Por otro lado, te recomiendo que anotes todos los cambios en un registro. Lo necesitarás en el caso de contactar con Google.

Si te ha golpeado Penguin

Mientras que Panda se centra en el contenido de tu sitio, el algoritmo de Penguin está diseñado para detectar la manipulación del buscador, principalmente  mediante enlaces artificiales. En otras palabras, lo que Penguin tiene más en cuenta es el aspecto de los enlaces que apuntan a tu sitio.

Los enlaces que peor pinta tienen son los que resultan de hacer cosas como:

  • Comprar enlaces
  • Intercambiar enlaces compulsivamente
  • Hacer guest blogging a gran escala
  • Usar programas o servicios automáticos para crear enlaces
  • Crear enlaces artificiales por tu cuenta

Este tipo de enlaces son fáciles de detectar porque:

  • Suelen tener el mismo texto de enlace
  • Utilizan palabras clave exactas o textos sobreoptimizados
  • Proceden de sitios de baja calidad
  • Su proporción dentro del perfil de enlaces es alta

Si tus enlaces se parecen a estos tienes trabajo por delante. La solución para recuperarse de Penguin pasa por deshacerse de ellos.

Aquí tienes los pasos básicos:

  1. Descarga tu perfil de enlaces – Lo puedes encontrar en las Herramientas para webmasters de Google, en Tráfico de búsqueda > Enlaces a tu sitio.
  2. Aísla los enlaces spam – Carga el archivo de enlaces en Excel y marca todos los que sean artificiales. No te queda otra que revisarlos uno por uno manualmente.
  3. Pide que los borren – Contacta con los sitios web donde se encuentran los enlaces y solicita educadamente su eliminación. La mayoría te ignorarán, pero unos cuantos los borrarán. Este paso es esencial en el caso de una acción manual.
  4. Desautoriza el resto – Tras un tiempo de cortesía, pasa los enlaces no eliminados por la herramienta Disavow de Google.
  5. Envía una reconsideración a Google – Sólo si tienes un mensaje de acción manual. En el siguiente apartado te hablo de esto.

Al igual que con Panda, también te recomiendo registrar todo lo que hagas, incluidos los emails y el archivo subido a la herramienta Disavow. Los necesitarás si finalmente contactas con Google.

Por otro lado, hay herramientas que pueden ayudarte con esta gran tarea de recuperación, como LinkDetox y Remove´em, aunque ninguna evita el trabajo duro.

La solicitud de reconsideración

Una vez has hecho todo lo posible para limpiar tu sitio y/o tu perfil de enlaces, puedes enviar una solicitud de reconsideración a Google. Un miembro del equipo de spam web comprobará lo que has hecho y decidirá si mereces librarte de la sanción.

Eso sí, sólo puedes enviar una solicitud de reconsideración si Google te ha penalizado manualmente. Es decir, te ha enviado un mensaje a través de las Herramientas para webmasters para dejarte claro que  incumples sus directrices, lo que se refleja en el visor de acciones manuales.

En otro caso es suficiente con solucionar todo aquello que haya podido causar tu caída. Y de igual forma que disparaste un filtro, el buscador detectará los cambios y anulará la sanción.

Dicho esto, aquí tienes algunos consejos para preparar tu solicitud:

  • Usa un tono agradable, educado y respetuoso
  • Acepta la responsabilidad
  • Si fue la agencia SEO que contrataste, menciónala
  • Explica una por una las medidas correctoras que hayas tomado
  • Incorpora documentación que lo respalde, como emails y capturas de pantalla
  • Menciona el archivo Disavow si la has usado
  • Deja claro que te comprometes a cumplir las reglas a partir de ahora

Puedes encontrar el enlace para el envío de la solicitud en el informe de acciones manuales, así como en esta página. Pero recuerda, antes de enviar nada debes haber hecho todo lo posible por limpiar tu sitio/perfil de enlaces, o no servirá de nada.

Sígueme
Aenean mattis venenatis

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog JoFran.NET